... La que escribe.

Mi foto
Santiago, Chile
Soy una mujer que también es amiga, hija, nieta, hermana, prima, sobrina y mil cosas más. Disfruto regalando sonrisas en la calle y quiero pensar que el mundo es mejor con ese simple gesto; por eso, me ando buscando. Si usted me ve por ahí, avíseme!

martes, diciembre 19, 2006

LAS HERMANAS HILANDERAS DEL DESTINO

Volviste a mis sueños como las mareas,
envuelto en un velo bordado por las Moiras.

Te sentaste frente a mí con un silencio fresco,
repleto de diálogos que se apagaron antes de nacer.

Me miraste, y en tus ojos vi los míos.

Otra vez el magnetismo inexplicable,
el incomprensible afiato místico
de salivas, neuronas y caderas.

Por eso tal vez la despreocupada desnudez
de luciérnagas traslúcidas, simples y alegres…

Cloto decidió que así fuera,
Láquesis se esmeró en trenzar
los avatares tuyos y míos del modo preciso,
y la vetusta Átropos usó a su madre, la Noche,
como inmejorable testigo de qué tan irrefutables
pueden llegar a ser sus propios designios.

Por eso se sueña mejor de noche;
por ello el silencio sella la aceptación humilde
de los lazos intrincados,
bordados en nuestras vías por las tres hermanas
a cargo del Destino de los Mortales.

5 comentarios:

constantine dijo...

ta profundo, pero me quedo con el anterior, esperando que te encuentres bien, me despido.

Anónimo dijo...

mmm

Anónimo dijo...

Esta bakansisimo....me gustó mucho porque tiene menos carne y más poesía...

luzbel dijo...

No me gustan los despreciadores de carne, prefiero al gordo Neruda, que bien se asa al palo, que al fascista Borgues que solo sirve de canape del Jefe.
Me gustan mas los otros poemas...

andrés dijo...

Concuerdo con el usuario anónimo respecto a que hay menos carne, no sé si más poesía, sino que creo que en otra línea, que, literariamente hablando, puedes explorar. No obstante, prefiero la prosa.
En cuanto al habitante del averno, le recomiendo cultive otros placeres y vicios, no se engolosine con la carne, que a veces indigesta, jajajaja.