... La que escribe.

Mi foto
Santiago, Chile
Soy una mujer que también es amiga, hija, nieta, hermana, prima, sobrina y mil cosas más. Disfruto regalando sonrisas en la calle y quiero pensar que el mundo es mejor con ese simple gesto; por eso, me ando buscando. Si usted me ve por ahí, avíseme!

miércoles, mayo 09, 2007

CANCIÓN PARA SU MUERTE

Este debe ser mi poema favorito... no lo afirmo categóricamente porque siempre cabe la posibilidad de que aparezca alguno que me estremezca más (difícil, pero no imposible). El autor es el tremendo y poco reconocido Juan Guzmán Cruchaga, y se llama "Canción". Ah... el cuadro es de El Greco... "Niño encendiendo una vela".
Alma, no me digas nada,
que para tu voz dormida
ya está mi puerta cerrada.
Una lámpara encendida
espero toda la vida tu llegada.
Hoy...
la hallarás extinguida.
Los fríos de la otoñada
penetraron por la herida
de la ventana entornada.
Mi lámpara estremecida
dió una inmensa llamarada.
Hoy...
la hallarás extinguida.
Alma...
no me digas nada,
que para tu voz dormida
ya está mi puerta cerrada.

4 comentarios:

andrés dijo...

Bruji: La verdad es que éste es un hermoso poema de Juan Guzmán Cruchaga. Resulta ser este poeta padre del inefable juez Juan Guzmán Tapia (y profesor mío en la universidad), que por lo demás escribe, al igual que su progenitor, aunque no sé si de la misma bella manera. Un abrazo.

Fabita!! dijo...

Holas Mi NIñaaaaaaa


Como tay?

Te apoyo, me encanto el poema, no conozco a Juan Guzman C, menos aun podia saber que era el padre de Juan Guzman T como nos cuenta "Andres"... (ojala que escriba tan bien como el padre, y que cumpliera asi de bien su ejercicio docente, no no es broma, lo digo de verdad, puede que sea gran profesor!)

Es muy lindo... me gusto mucho!

Un abrazo grande... grandeeee...

Y el tecito? pa cuando lo dejamos, asi por ser...

Besos!

Anónimo dijo...

Mallén
Este hermoso y sentido poema lo leyó tu padre en la despedida de tu abuelo Juan.
Y en lo personal siempre me ha gustado muchísimo, es más solía tenerlo dentro de mi agenda, por años y años.
¡las cosas de la vida!

Nina

Anónimo dijo...

Este poema está en mi disco duro de niña (ahora tengo 42), como dijo Parra es uno de los 3 poemas que sé de memoria. Bello, nostálgico, resonante, gracias por tenerlo en tu blog, escribí una línea para recordar quién es el autor y me encontré contigo. Saludos desde Concepción.
paula e.