... La que escribe.

Mi foto
Santiago, Chile
Soy una mujer que también es amiga, hija, nieta, hermana, prima, sobrina y mil cosas más. Disfruto regalando sonrisas en la calle y quiero pensar que el mundo es mejor con ese simple gesto; por eso, me ando buscando. Si usted me ve por ahí, avíseme!

martes, julio 03, 2007

UN JUEGO/CADENA ENTRE BLOGGERS


Alfonsina (no puedo dar su nombre, en fin) me invitó a jugar en esta especie de cadena entre bloggers. El nombre del asuntillo este es “me-me” (“mi-mi”, o sea “yo-yo”. Ideal para ególatras)

Las reglas son las siguientes: cada jugador cuenta 8 cosas sobre sí mismo; antes de exponer tus ocho tópicos, debes incluir las normas básicas del jueguito en el mismo blog para que el resto no se pierda; y debes invitar a otras ocho personas a seguir con esta dinámica. Ojo, que no hay que olvidar el postear en los blogs de los ocho elegidos avisando que han sido seleccionadas para este juego.
Esto salió largo, pero lo prometido es deuda. Mis ocho:
EL HOMBRE DE LA MANCHA
Había llegado hace un par de semanas al 2° básico del Colegio Melipilla, y la Tía Lutti, profe jefe del curso, se me acerca porque me encontró perfil de actriz y necesitaba a alguien lo suficientemente histriónica como para representar a Aldonza Quijano frente a todo el colegio. Tenía apenas siete años, así que me explicaron que era una chica algo ruda, sin educación, que dormía en las porquerizas y que atendía un bar donde se relacionaba con puros hombres, por lo tanto era medio marimacho (el tema de la prostitución no lo vine a saber hasta algunos años después) Amé ese rol a concho; hasta hoy, escucho el musical y lloro a moco tendido (y sí, me sé toditas las canciones)… Más encima, el niño que hacía de Quijote me gustaba, yo le gustaba a él y Sancho era precisamente nuestro mejor amigo. Para coronar el sueño, representamos esa obra frente al elenco que recorrió Chile por varios años con el montaje… Hicimos sollozar a Alicia Quiroga, José María Langlois y al ya difunto Fernando Gallardo. Y ojo, que a los protagonistas infantiles nos regalaron entradas para el estreno al lado de las autoridades del pueblo… y con derecho a backstage, un lujo impensable para la época.
EL TERREMOTO FUE MI CULPA
Marzo de 1985; el olor a queque en la casa de mi tía Carola, en La Serena, adormecía los sentidos por completo. Yo, pintamonos como he sido siempre, trataba de animar la tarde interpretando la canción ganadora del Festival de Viña, que por ese tiempo había resultado ser un australiano llamado Lorenzo Toppano con el tema “Ya no puedo más”. Está difícil que se acuerden, pero el sujeto en cuestión era un resorte humano; saltaba y saltaba dando gritos sobre el escenario… Estaba yo en esas lides imitatorias cuando vino una fuerte sacudida; con mi tía salimos a la calle, pero no pasó a mayores. De noche, viendo las noticias con mis padres, me voy enterando del manso ni que terremoto que había azotado el centro de nuestro país… y mi papá no encontró nada mejor que decirme que el motivo del sismo habían sido mis impetuosos saltos por la canción de Toppano. Jamás me he vuelto a sentir más culpable que ese día.
COMPLEJO DE GLORIA TREVI
El tema del pelo ha sido una catástrofe constante en mi vida. Nací crespa, y las fotos de tierna infancia lo demuestran. Lindos mis rulitos, hasta que un día a mis cuatro años se me ocurrió jugar a la peluquería con un amiguito quien, a lo más Chavo del Ocho, cortó mis luengas trenzas de raíz. Pasé a lo menos tres años de mi vida escuchando “uyyy, qué lindo el niñito” de patéticas viejas aprieta cachetes. Mi madre quiso ayudarme con el proceso de mi evolución estética, y de muy buena fe pero con horrendos resultados me escalonó el pelo justo en mi etapa de preadolescencia. Así pasé de ser un niñito a ser un poodle. Luego, porfiadamente, me impuso los cintillos dada mi frente estrecha y quiso alisar mis malheridos rizos a punta de cepillos… ahí llegó la etapa mezcla de Jackson Five con El Rey León. De algún modo, nunca he salido bien parada por completo del tema capilar; hoy ya me asumo crespa salvo cuando me viene la tontera del orden y quedo “lais” con una plancha. Recién mis 28 años me he medio reconciliado con la Trevi que todas llevamos dentro.
EL DR. DOOLITTLE
La fascinación por los animales viene de pequeñita. Si de mascotas se trata, he tenido de un cuanto hay: conejos, patos, pollos, loros, peces, sapos (y guarisapos, muchos), arañas pollito, lagartijas, un cabrito, un ternero, una vaquilla, un potrillo, una pareja de hamsters asesinos, cultivos de mariposas (junté crisálidas en mi clóset un invierno completo), avispas al por mayor, murciélagos, palomas, tortugas (de tierra y de agua), alacranes, una pareja de lechuzas que anidaron en mi techo un par de temporadas, chincolitos, chercanes, catitas, gallinas y gallitos de la pasión, queltehues, gallinetas, pavos, gansos, perros y gatos. Muuuuchos gatos. Puede que no todas mis mascotas hayan sido un derroche de cariño (estaba difícil eso de hacerle cariño a los alacranes, pero ojo, que por ejemplo a la Queena y al Káiser, mis arañas pollito, yo las tenía domesticadísimas), pero a todas les tuve un amor muy especial y les dediqué tiempo y preocupación. Sobre todo a los perros y los gatos. Y ojo, no es que yo sea la Elvira de los Tiny Toons. Diría que los animales me buscan a mí, más que yo buscarlos a ellos.
LA REINA CITRONETA
Uso lentes desde que tengo memoria, y tal vez de un poquito antes. Fui bizca de pequeñita (estrabismo que le dicen), y lo hipermétrope lo he tenido desde la guata de mi mamá supongo. No tenía por dónde salir sana de la vista, considerando que en mi casa todo el mundo usa gafas. En el colegio me molestaron eternidades con el tema de ser “cuatro ojos” o “citroneta”, lo que creo que de alguna manera ayudó a forjar mi carácter. Incluso a nivel familiar, hasta hoy me dicen Lechuza por el efecto lupa que tienen los cristales sobre mis ojos chiquitos. He visto pasar la moda de la vista de un modo bastante particular: fotocromáticos, enormes, enanos, redondos a lo Lennon, en degradé, con marco metálico, de plástico, con cadenitas protectoras, con baño antirreflejo y de contacto. Este adminículo que hoy sigo llevando casi como ropa interior (me siento en pelotas cuando se me quedan en alguna parte) es sin duda un distintivo de mi personalidad. Y ojo, pese a lo poco estético que puede resultar en ciertas circunstancias, no fueron impedimento para que incluso saliera reina del Colegio Japón de La Serena, con cagones siete años.
LA CASA ENCANTADA
Tenía 11 o 12 años cuando llegamos a vivir a una casa mágica en El Monte, donde corrían los rumores de que se encontraba el pasadizo secreto que usaba Manuel Rodríguez para escapar entre Melipilla y Talagante. En ese lugar coexistimos con doña Chepita, la dueña original de la casona de adobe que nunca se enteró que estuvo muerta y por lo tanto decidió quedarse a compartir los espacios con nosotros. Fuerte el carácter de la difunta: nunca le gustaron los cuadros de mi mamá así que los botaba de los muros; le desagradaba que moviéramos sus muebles del lugar donde ella los había dejado así que aprovechaba cada salida familiar para reordenar la decoración de la casa; me abría gentilmente las pesadas puertas de dos hojas para que yo transitara con objetos pesados (cerrándolas a mi paso) Pese a lo inquietante que puede resultar la cotidianeidad de un “espíritu chocarrero”, ella me permitió encontrar mil tesoros escondidos que solo un niño puede apreciar: una maravillosa colección de cajas de fósforos, libros de hojas amarillas y polvorientas en idiomas incomprensibles y trajes de época con sombreros y sombrillas incluidos. Doña Chepita le tenía cariño, a su manera, a mi familia (pese a que levitaba la cama de mi mamá cada cierto tiempo), pero a las visitas les resultaba bastante más que incómodo el hecho de que las cosas volaran o se sintieran voces en los pasillos. Afortunadamente para quienes me conocen, uno termina por acostumbrarse.
CAMPANITA DE CORCHO
Siempre en la familia me han enrostrado lo buena que soy pa meter las patas. Es que hablo mucho, y siempre… de acuerdo a mi madre, tengo un problema de verborrea fulminante y asegura que el problema se originó cuando una enfermera me vacunó con “aguja de vitrola”. Por eso me dicen “campanita de corcho”, porque “no suena nunca”. He cometido mil imprudencias en mi vida, pero una de las que más vergüenza me ha acarreado fue la siguiente: hacía yo mi práctica en Chilevisión, completamente feliz de tener por jefe a Alejandro Guillier y de poder charlar aunque fuera brevemente con él, y entre pasillos, de trivialidades. Una noche, al acabarse la edición central del noticiero, veo que Guillier renguea levemente… le digo “¿Anda cojo, don Alejandro?” y él me responde “No ando: soy”. Ahí mismo sentí cómo mi cara se volvió fucsia fosforescente y quise ser una avestruz compulsivamente. Valor. Nunca he tenido más plancha en mi vida por mi lengua impertinente. Y nunca más se me olvidó la cojera que tiene el periodista mencionado.
SALEM
A los 12 años vi por primera vez el aura, accidentalmente en clases frente a la furia de nuestra profesora jefe por las pésimas notas de una prueba global. Mi hermanita menor acostumbraba a jugar con hadas y duendes, materializados y visibles (en más de una ocasión ví arrancar a gente muy asustada de mi casa, incluyendo un par de pololos míos de adolescencia) Tengo la capacidad de adelantarme a hechos a través de sueños premonitorios y constantes “deja vú”; leo las cartas, y a lo largo de mi vida he sido bastante asertiva con ellas (muertes y nacimientos, por mencionar un par de cosillas) A lo más “Sexto Sentido”, a veces “I see dead people”, lo que para los escépticos puede resultar aberrante como mínimo, pero para los demás resulta anecdótico y hasta digno de ser comentado. Esto causó muchas fuentes de conflicto con mi mamita, sobre todo en mi adolescencia, donde me comentaba siempre que terminarían haciendo una pira en la plaza de Melipilla y me quemarían por bruja. Lo malo del tema es que en casa de herrero, cuchillo de palo… nunca he podido leerme nada a mí misma.

Y mis ocho seleccionados son… (and the winner is…)

1. Lolo
http://culpogena.blogspot.com

8 comentarios:

Faby dijo...

Uff...

Que costo... bien fomes mis OCHO! jajaja

ojala que mis invitados den luz de buena mano y permitan hacer del juego algo interesante...

Gracias !!

Besos mi niña, cuidese hartooooooooooooooooo cof cof...

Enigma dijo...

Hola, te informamos que TU BLOG HA SIDO ACEPTADO en Blogueratura
Al actualizar, recuerda siempre introducir la url comenzando con http://
Cualquier problema con tu cuenta escribe a esta dirección (blogueratura@gmail.com).
No olvides poner un botón de blogueratura en tu blog para que tus lectores conozcan el proyecto.
Puedes también copiar la lista de los últimos actualizados dentro de tu blog.
Blogueratura cuenta con una sección llamada "el artículo quincenal" donde todos los miembros del proyecto pueden escribir, sólo manda a esta dirección un artículo –que no sea cuento ni poema- de no más de 2 cuartillas, junto con una imagen para ilustrarlo. Podrás participar las veces que quieras. Los textos se enlistan y se van publicando conforme van llegando.
También hay una sección que es el blog quincenal donde reseñas un blog que creas que es bueno. Esa reseña sí será revisada por los coordinadores del proyecto y será o no publicada de acuerdo a sus criterios.
Gracias por seguir publicando la palabra

andrés dijo...

Bruji: No creo tener ocho invitados, pero seguiré el juego. Va pronto.

culpógena dijo...

lo que pasó por mi cabeza:

-¿Me-me? ¿que-qué????

-aaaaa, me-me, claro, super obvio... bien...mmm... yaaaa...seguiré el juego...suena bien...

-¡¡¡8 cosas de mi!!!! what a fuck!!! ¿publicables? ¿leibles? ¿escribibles? ¿recodables? ¿digeribles?...completamente imposible...

- ya, ya , ya....bueno como tan chanta, si en el fondo es...


en fin... a la vuelta, lo juro...

por mientras un pequeño placebo...

se me cuida, mi estimada...

BELMAR dijo...

"El frìo misterio" como decìa Carlos Cabezas en los tiempos de "Electrodomèsticos"...

Tity dijo...

¿ocho cosas de mi?
En mi blog siempre hablo de mi...
Y me cuesta demasiado resumir cada capitulo...
Como le hago para escribir ocho en un solo post??

Lo haré amiga mia, cuando tenga un tiempito...
Apenas lo haga te aviso

Besos
Tity

PROFESOR COCCA dijo...

TERMINAREMOS TODOS ASI

Estimados : como Profesor Universitario, de la Universidad Kennedy. Dictaba cinco asignaturas, entre ellas, Ejercicio y Administración Farmacéutica. Con mas de 50 excelentes alumnos, inquisitivos, ávidos de adquirir conocimientos, mi misión además de enseñar Legislación Farmacéutica, era explicarles como es esta actividad comercialmente, tal es así, que como trabajo practico averiguamos al azar el costo de un descongestivo nasal en gotas, droga base nafazolina, tiempo en el mercado mas de 40 años, consultado el proveedor mas importante de drogas para la industria farmacéutica, dio el costo por frasco, 0,03 centavo, precio de venta 11,25 pesos, ganancia por unidad 37500 %, por supuesto esto no tiene parangón con ninguna actividad licita, a todo esto se me invita el 5 de junio de 2007 al Anexo de la Cámara de Diputados de la Nación, donde se realizaron unas Jornadas sobre “ Ética y Medicamentos “ estando presentes, legisladores, funcionarios gremialistas , las Cámaras Farmacéutica que supuestamente no habían sido invitadas, pero ahí estaban en segunda fila, farmacéuticos, etc, finalizada la Jornada se podían exponer posiciones de cada uno que quisiera hablar, yo fui uno de ellos y en particular me dirigí a las Cámaras de la Industria a los que tenia a pocos metros, el drama es la accesibilidad de nuestro pueblo a los fármacos, se nos mueren compatriotas, en particular niños ,muchos de ellos muy pequeños y esta gente sin ninguna culpa gana el 37500 %, esto es un escándalo de proporciones y el Estado debe y puede solucionarlo, no puede hacerse el distraído .

La respuesta a mis palabras no se hizo esperar, no para intentar solucionar el tema sino para sacarme del medio. Me cito mi Decano Dr, Capon Filas y La Directora de Farmacia Farmaceutica Magariños, y con un discurso Kafkiano e hiriente, me sacaron la cátedra de Farmacia, días después todas las demás, no estoy arrepentido, no puedo ser cómplice de tamaño despropósito.

Como curiosidad mi ultimo sueldo, aguinaldo incluido fueron 231 Pesos.

Lo saludo cordialmente.

Profesor Universitario.

Eduardo Marcelo Cocca

e-mail : profcocca@gmail.com


ESTOS SON LOS MAIL DE LAS PERSONAS RESPONSABLES DE MI SEPARACION DE TODAS MIS CATEDRAS, ES A LOS EFECTOS DE QUE SI ALGUIEN LES QUIERE DECIR ALGO.
UN FRATERNAL ABRAZO A TODOS
EDUARDO COCCA

Dr. : Rodolfo Capón Filas caponfilas@fibertel.com.ar

Farmacéutica : Maria del Carmen Magariños
magarino@biol.unlp.edu.ar

mcmagarinos@fibertel.com.ar

Rectorado


rectorado@kennedy.edu.ar


Este es un e-mail legal, libre de virus y contiene informacion que consideramos de su interés.
De acuerdo con la nueva Ley argentina Nº 26032 la libre distribución este email está autorizada
por tratarse de propósitos de información, sin embargo, si le hemos causado alguna molestia por el mismo,
le rogamos acepte nuestras disculpas y nos envie un mail a
ecocca@fibertel.com.ar para no ser contactado nuevamente.



SERVICIO DE INTERNET


Ley 26.032


Establécese que la búsqueda, recepción y difusión de información e ideas por medio del servicio de Internet se considera comprendida dentro de la garantía constitucional que ampara la libertad de expresión.


Sancionada: Mayo 18 de 2005

Promulgada de Hecho: Junio 16 de 2005


El Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina reunidos en Congreso, etc.

sancionan con fuerza de Ley:

ARTICULO 1°

— La búsqueda, recepción y difusión de información e ideas de toda índole, a través del servicio de Internet, se considera comprendido dentro de la garantía constitucional que ampara la libertad de expresión.

ARTICULO 2°

— La presente ley comenzará a regir a partir del día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial.

ARTICULO 3°

— Comuníquese al Poder Ejecutivo.


—REGISTRADA BAJO EL N° 26.032—


DADA EN LA SALA DE SESIONES DEL CONGRESO ARGENTINO, EN BUENOS AIRES, A LOS DIECIOCHO DIAS DEL MES DE MAYO DEL AÑO DOS MIL CINCO.


EDUARDO O. CAMAÑO. — MARCELO A. GUINLE. — Eduardo D. Rollano. — Juan Estrada.

PROFESOR COCCA dijo...

Universidad John F. Kennedy, Condenada por DISCRIMINACION y DESPIDO
SENTENCIA DEFINITIVA E INAPELABLE
Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados….

Sentencia definitiva por Discriminación, en perjuicio del profesor Eduardo Marcelo Cocca, Juzgado 12 de la Justicia Laboral de la Capital Federal, condenando a la Universidad John F. Kennedy, Tanbién son condenados en el juicio laboral. Que oportunamente le iniciara el profesor Cocca. Fallo de diciembre 2008

SENTENCIA N* 22.232 en el siguiente link :

http://sentenciafallo.blogspot.com/



Este es un e-mail legal, libre de virus y contiene informacion que consideramos de su interés.
De acuerdo con la nueva Ley argentina Nº 26032 la libre distribución este email está autorizada
por tratarse de propósitos de información, sin embargo, si le hemos causado alguna molestia por el mismo,
le rogamos acepte nuestras disculpas y nos envie un mail a

ecocca@fibertel.com.ar para no ser contactado nuevamente.



SERVICIO DE INTERNET


Ley 26.032


Establécese que la búsqueda, recepción y difusión de información e ideas por medio del servicio de Internet se considera comprendida dentro de la garantía constitucional que ampara la libertad de expresión.


Sancionada: Mayo 18 de 2005

Promulgada de Hecho: Junio 16 de 2005


El Senado y Cámara de Diputados de la Nación Argentina reunidos en Congreso, etc.

sancionan con fuerza de Ley:

ARTICULO 1°

— La búsqueda, recepción y difusión de información e ideas de toda índole, a través del servicio de Internet, se considera comprendido dentro de la garantía constitucional que ampara la libertad de expresión.

ARTICULO 2°

— La presente ley comenzará a regir a partir del día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial.

ARTICULO 3°

— Comuníquese al Poder Ejecutivo.


—REGISTRADA BAJO EL N° 26.032—


DADA EN LA SALA DE SESIONES DEL CONGRESO ARGENTINO, EN BUENOS AIRES, A LOS DIECIOCHO DIAS DEL MES DE MAYO DEL AÑO DOS MIL CINCO.


EDUARDO O. CAMAÑO. — MARCELO A. GUINLE. — Eduardo D. Rollano. — Juan Estrada.