... La que escribe.

Mi foto
Santiago, Chile
Soy una mujer que también es amiga, hija, nieta, hermana, prima, sobrina y mil cosas más. Disfruto regalando sonrisas en la calle y quiero pensar que el mundo es mejor con ese simple gesto; por eso, me ando buscando. Si usted me ve por ahí, avíseme!

miércoles, junio 04, 2008

MARTINA

Mientras me ahogaba en llanto, la gatita triste
besaba y bebía angustiada cada lágrima mía.


Secaba mis sollozos con sus besos,
como aquella promesa perdida que jamás nadie cumplió.


Yo gritaba "¡traidor, traidor!"
con mi corazón dolido en la mano...


Ella por respuesta tomó mi cara con sus patas

como si abrazara la luna.

Mi gatita me acunó esa noche,
muda y elocuente,
solidaria... mujer.

17 comentarios:

3rn3st0 dijo...

Encantadora poetisa de las tierras de Neruda, que alegría verte de regreso y que tristeza saberte de corazón roto.

Si necesitas de un hombro donde posar tu rostro, el mío es tuyo.

Andybel dijo...

.-EVA: Veo que has vuelto después de tan largo tiempo de ausencia.

.-Saludos desde España en Cosas y Casos de Andybel.

josé luis cervera dijo...

Me gusta el símil luna-cara, y la figura de la gatita como "ese alguien" anhelable cuando estamos solos y el dolor de sentimiento nos acompaña.

Me alegra que hayas vuelto.

Saludos

El Duende dijo...

Ya era hora amiga mía, ya era hora!

Y casualmente, de felinos estamos, y estos felinos, como que algo melancólicos.

Me alegra que hayas vuelto, ojalá te quedes un buen rato. Pasate por el blog cuando puedas y lee lo que puse ayer. Espero te guste.

Desde Venezuela, caluroso abrazo en días de invierno.

El duende

colman dijo...

exelente...
la inspiración debe volver...

Anónimo dijo...

Un fuerte abrazo de quien sigue siendo tu amigo.

Marcos.


¿Por qué nos borramos como caminantes en la niebla?

Ay Eva, qué alegría y qué pena me da volver a leerte.

Anónimo dijo...

Hola:
Soy nueva leyendo tus poemas, pero este tiempo he revisado cada una de tus poesias y definitivamente me han cautivado.
Sobretodo porque reflejan y transmiten tan fuertemente el sentimiento de dolor y desamor....
Sobretodo "Martina"....en especial "traidor, traidor...."
Quizas me gusta porque tu si puedes decir algo que yo siento y algo que me esta pasando en este momento y no me atrevo a decirlo, algo que quisiera gritar y no puedo, algo que me esta ahogando y asfixiando el corazon y no hago nada por rescatarlo...
Si, tu puedes decir lo que a mi me gustaria gritarle a ese traidor...
Tu si puedes decirlo......y yo no puedo.....
Cathy.

Anónimo dijo...

Hola....
sabes.....el dia que publicaste este poema......ese mismo dia sentia que me ahogaba del dolor, paseando por las calles del barrio lastarria, sentia que la rabia y la pena me desgarraban el alma.......y tu si te atreves a decir tu dolor....
gracias....te encuentro una mujer valiente...
Valor que a mi me falta...
cathy

Andybel dijo...

.-MARCOS: Un saludo para ti también; aunque nos tengamos que saludar aquí en un espacio de Chile porque ya hace tiempo que perdí tu pista en la blogosfera de España.

.-Lo dicho, saludos.

Subcomandante Nibelungo dijo...

oye hasta con nuevos fans
felixidades

comopompasdejabon dijo...

los gatos siempre beben de la luna.
Precioso Mallen, un gusto saber de ti.

Anónimo dijo...

bueo ahora que estas de vuelta y nuevamente con el corazon roto,podras refujiarte en el engaño como hiciste antes a algunas nos pasa que el dolor auyenta a fantasmas de carne y huesos de nuestras vidas la falcedad solo trae mas lagrimas.amiga incondicional,pero apetitosa carnal es todo tuyo¡¡¡¡¡¡

Anónimo dijo...

mientras quden mujeres como tu seguiran existiendo los traidores

Mallén dijo...

3rn3st0: ¡No tengo el corazón roto! A veces sucede que las mujeres nos dejamos llevar por esas emociones, las más oscuras, para volver a escribir. Un tropezón lo tiene cualquiera... Gracias por ofrecer tu hombro; afortunadamente tengo mi propio Ernesto que me acuna lo suficiente :D.

Andybel: Soy un poquito como las mareas... o como el Halley!!!!!!! Un beso, y gracias por asomarte por estos australes lados.

José Luis: Ni imaginas cuánto valoro tus comentarios. El Duende puede dar fe de ello.

Duende: Queridísimo, si de felinos se trata, pues podría dar yo un postítulo... Nos encontramos por MSN cualquiera de estos días.

Colman: Gracias, gracias... la inspiración es medio voluble conmigo. Me viene de chispazos, y luego se me arranca nuevamente.

Marcos: Hermano, retomamos ya contacto por correo, y si no escribí la semana pasada fue porque un resfrío me tiró a la cama. A ver si mañana puedo enviarte algunas letras y un par de fotografías.

Cathy: Todas podemos decirlo. Y para las que han vivido dolores tan intensos, pues es necesario gritarlo hasta que ya no duela. Lastarria... hay, muchacha, qué pequeño que es el mundo.

Anónimo: Qué pena que no puedas sanas tus propias heridas. Qué pena que no entiendas nada de poesía, ni de sentimientos, ni de respeto. Qué pena que aun no aprendas a escribir como la gente educada. Qué pena que estés tan envenenada y que sigas buscando en los cajones ajenos la respuesta a tus propios errores. Qué pena que estés tan enferma y que nadie se interese en sanarte. No, veterana... no es por mujeres como yo que existen los traidores... es por mujeres como tú que buenos hombres huyen, porque se sienten asfixiados y oprimidos. Porque jamás entendiste que los sentimientos verdaderos son libres y espontáneos, no impuestos ni forzados. Y el amor sin respeto no existe. Vete a tirar tus mierdas a otro sitio, que este ya está lo suficientemente saneado y tus hedores aquí no son bienvenidos.

Maria Coca dijo...

Qué alegría volver a leerte amiga!!!!!!

Preciosa imagen con un texto que sólo merece aplausos. Enhorabuena.

Viole dijo...

Oye qu elindo poema...

y que feo lo del anónimo final uyyyyyyyy me huele a tribunal jajajaja

Viole dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.