... La que escribe.

Mi foto
Santiago, Chile
Soy una mujer que también es amiga, hija, nieta, hermana, prima, sobrina y mil cosas más. Disfruto regalando sonrisas en la calle y quiero pensar que el mundo es mejor con ese simple gesto; por eso, me ando buscando. Si usted me ve por ahí, avíseme!

miércoles, febrero 19, 2014

PANDORA


Devuélveme las palabras, amado;
ahora que te has ido, el silencio grita y mancha
las paredes grises de mi alma en pena.

Retórname las horas, las esperas,
las miradas elocuentes, 
las sonrisas de mariposa.

Devuélveme el suspiro, corazón;
que de tanto volver aire 
las lágrimas de mar ausente
me transformaré en sirena, o peor, 
en mera espuma.

Regrésame tu abrazo, tus latidos,
la estrechez de tu presencia, 
la blancura de tu espalda.

Devuélveme lo que no fuimos,
lo que soñé despierta.

Devuélveme la niñez perdida y la vejez conjunta 
en la eternidad cómplice de un momento eterno.

Tráeme de regreso todo lo que te llevaste:
las sonrisas que no alcanzamos,
los guiños inconclusos,
los amaneceres en vela,
los abrazos impalpables.

Devuélveme, por lo que más quieras,
la esperanza de caminar contigo… 
que la muy distraída
se me quedó enquistada
en esa esquina de tu pecho
donde solía dormir mi mano
después de hacernos el amor.

2 comentarios:

Marguerite Gautier dijo...

Hola.

La invito a visitar mi blog.

Marcos dijo...

Cuando la nube negra se acomoda en mi cama...

Saludos desde Iberia