... La que escribe.

Mi foto
Santiago, Chile
Soy una mujer que también es amiga, hija, nieta, hermana, prima, sobrina y mil cosas más. Disfruto regalando sonrisas en la calle y quiero pensar que el mundo es mejor con ese simple gesto; por eso, me ando buscando. Si usted me ve por ahí, avíseme!

miércoles, julio 12, 2006

CHILE: DE CHUBBIES Y PITUFOS

Claro… somos un país muy extraño; gritamos con mucha facilidad, rasgamos vestiduras, pero cuando se trata de asumir responsabilidades somos más olímpicos que el mismísimo Zeus.
Debe ir con nuestra idiosincrasia… Como decía el padre de un amigo, “la raza es la mala”.
Ahora la presidenta sale explicando que en realidad las casas entregadas en Malloa no son casas, sino casetas sanitarias no más. Es culpa de los mismos pobres que, por apurones, quisieron ocuparlas al tiro y trataron de meter una cama en doce metros cuadrados. Es que no entendieron que debían seguir construyendo, para tapar el barrial alrededor de la caseta, y no quedarse con lo básico que el gobierno entrega.
Hoy la escuché hablando con Canal 13; dice que estas casetas no son parte de su política de gobierno, y que ellas son resabios de políticas anteriores… ¿Hasta cuándo, digo yo, seguimos culpando a Pinochet de todos los males del infierno? Okey, entiendo, yo tampoco simpatizo con el viejito sinvergüenza, tengo pésimos recuerdos y dolores históricos por el dictador, y todo lo que se quiera… pero de aquí a decir que por culpa de Pinochet la Concertación sigue entregando esas porquerías de casetas, creo que es el colmo de la desfachatez.
Y lo peor de todo es que esta señora jura que uno le cree.
Michelle, querida… los pobladores de Tomé recibieron casetas, esas que miden seis metros cuadrados, y postularon el 2002 al subsidio. No el ’89. Tú eras parte del gobierno en esa época, no puedes desentenderte.
El seremi de Vivienda, Carlos Arbola, no puede salir con comentarios tan faltos de inteligencia como que “la gente tiene que entender que ésa era la única solución que podíamos darles en ese momento, por las condiciones económicas del país”… Condiciones económicas, los cuernos de mi tío.
Las casetas sanitarias eran comprensibles cuando la crisis económica era fuerte, como la de los ochenta. Chile ha vivido en la última década una bonanza económica que nos ha llevado a ser un referente en Latinoamérica. No podemos hacernos los locos y seguir culpando a la Dictadura por los condoros que la democracia se ha mandado. Que la Concertación se ha mandado.
Comparto el dolor y la impotencia de toda esa gente que ahorró por diez años chaucha a chaucha, ganando muchas veces menos que el mínimo, teniendo que alimentar a lo menos un par de bocas más, y que recibió esta migaja tirada literalmente al barro por el gobierno… su gobierno.
Pareciera que Bachelet vive en una realidad alterna… vive en Wonderland, con Hansel y Gretel. Por eso entrega casas Chubbies, de chocolate amargo por las paredes que electrocutan a sus habitantes, y casitas para los pitufos… donde el único que debe sentirse cómodo el es pitufo Tontín, que hoy es Ministro del Interior.

1 comentario:

Carlos dijo...

Bella Eva
Somos un país con crisis existencial. Seguir culpando a Pinocho de todo cuanto existe, es lo mismo que culpar sólo al gobierno.
El país merece lo que tiene... Es lo que escribe en la lápida el hipocondríaco: "No ven que tenía razón".