... La que escribe.

Mi foto
Santiago, Chile
Soy una mujer que también es amiga, hija, nieta, hermana, prima, sobrina y mil cosas más. Disfruto regalando sonrisas en la calle y quiero pensar que el mundo es mejor con ese simple gesto; por eso, me ando buscando. Si usted me ve por ahí, avíseme!

martes, noviembre 20, 2007

LA DESMITIFICACIÓN DEL LUPERCALE

Cuenta la historia que Amulio, un príncipe de la provincia del Lacio, expulsó del trono de la localidad de Alba Longa a su hermano Numitor, mató a todos sus hijos varones y obligó a la hija de éste, Rea Silvia, a hacerse sacerdotisa de Vesta, para evitar que tuviera hijos que pudieran arrebatarle el trono (las vestales debían ser vírgenes de por vida) Con familiares como ésos, para qué quiere una tener enemigos…

El punto es que el dios Marte (que no es otro sino Ares pero disfrazado de romano) se tentó con la sacerdotisa y, bingo, ella quedó esperando familia de esta unión. Gemelos, más encima.

El tío del año, Amulio, ordenó colocar a los recién nacidos en una canasta en el río Tíber, para que fuesen arrastrados hasta el mar y muriesen ahogados.

Pero ya que la historia se parece a la de Moisés, la cesta encalló unos 20 kilómetros antes de la desembocadura del río, donde los gemelos fueron encontrados por una loba que había recién perdido a sus cachorros y por ende tenía leche en abundancia. Hay que aclarar que la Lupina, que se llamaba Luperca, no crió a los críos humanos (si no es Tarzán el asunto) Los bebés fueron recogidos posteriormente por un pastor de buena voluntad llamado Fáustulo que los
crió junto a su esposa, Aca Larentia, llamándolos Rómulo y Remo.

Los niños crecieron y les dio por fundar el 753 Antes de Cristo, una pequeña ciudad llamada Roma… Que ha de ser uno de los asentamientos de mayor valor histórico para la humanidad toda.

¿Para qué traer a colación el mito de los gemelos más famosos de la cultura occidental? Pues porque un equipo de arqueólogos italianos descubrió, en pleno centro de Roma, el Lupercale. En español, encontraron la cueva en la que la loba Luperca amamantó a Rómulo y su hermano Remo. Sin duda, uno de los principales hallazgos arqueológicos que podremos ver los que estamos viviendo en esta época.

Al menos, eso fue lo que oficialmente informó el ministro de Cultura italiano,
Francesco Rutelli. El sitio en cuestión está en la colina del Palatino, y fue reverenciada por los romanos antiguos. El lugar está 16 metros de profundidad, mide 6,5 metros de diámetro y 7 metros de altura; se encuentra decorada por mosaicos y por conchas marinas. Está al interior de las ruinas del palacio de Augusto, y las imágenes captadas fueron posibles gracias a una sonda que lleva en su cabeza una cámara operada a control remoto.

N. de la R.: la historia menos sabida de los protagonistas es la siguiente…

La mamá de los gemelos fue condenada por su queridísimo tío Amulio a ser enterrada viva. Pero ella debe de haber sido muy linda, porque el dios-Río Tíber además de salvar a sus hijos la salvó a ella y ambos se casaron.

Los hermanitos, cuando crecieron mataron a su tío abuelo Amulio y repusieron como rey a su abuelo Numitor. Hasta ahí, ambos eran entrañables. Pero no olvidemos que eran parientes del ambicioso que armó todo el lío, así que cuando decidieron fundar Roma no pudieron ponerse de acuerdo sobre cuál de los dos gobernaría y Rómulo terminó matando a Remo.

Se especula, sobre la señora del pastor, que en realidad habría sido una prostituta. Y como a las bataclanas en Roma se las llamaba lupae, igual que a las lobas, pues de allí habría venido toda la historia. Pero claro, ahí se nos desmorona todo el artículo sobre la famosa cueva.
Las fotografías pequeñas corresponden a las imágenes captadas por la cámara, en el monte Palatino, del que también incluyo una imagen. El resto, es arte representativo de los protagonistas...

9 comentarios:

Viole dijo...

Tremenda historia, amulio, romulo y remo de todo un poco, pero como a mi me gusta la historia disfruto mucho con esto... y refresco la memoria ya que hay algunas cosas que se me olvidan...
y eso de la loba y tarzan...jajajajaja
muy bueno por eso me arada leerte, todo tiene su cuota de humor!

Saludos y nos vemos

NoLo dijo...

gracias por los datos entregados


muy interesante la historia mitológica besos

Maria Coca dijo...

Gracias por recordarme la historia y ampliarla con datos que desconocía!! Qué cosas...

Besos, amiga.

Roberto dijo...

Qué interesante, no me conocía la "verdadera" historia. Tiene toda la lógica.

Mallén dijo...

Viole: el ser humano es el único animal que tiene la facultad de reír... ¿sabías? (no cuenta la hiena, que parece que se riera, pero no lo hace) Cariños!
NoLo: De nada pues... estamos pa servirle a usté.
María: Esa es la idea... complementar lo que a grandes rasgos ya se sabe, jijiji. Un beso.
Roberto: Así se forjan las grandes civilizaciones... mitad leyenda y mito, mitad realidad. Saludos.

Andybel dijo...

.-Como amante de la historia y en concreto de la historia de Roma, disfruto leyendo esta bella historia de los primigenios orígenes de Roma. También me sorprende la desmitificación de la leyenda de Rómulo y Remo ya que probablemente fuera todo cómo tú lo cuentas Eva, sin dudar de tu documentación acerca del tema. Ya se sabe que las leyendas son pasajes corrientes de gente corriente que posteriormente se hacen leyenda y mito...
.-A propósito: quiero leer La Caída de Roma y el Fin de la Civilización del autor Ward-Perkins,Bryan. ¿Qué tal está este libro si alguno de vosotros lo ha leído...?
.-Gracias y saludos a todos desde Cosas y Casos de Andybel.

andrés dijo...

Comadre: Falta agregar que, según se cuenta, como los hermanitos en cuestión tuvieron esta diferencia de opinión respecto al gobierno de la nueva ciudad a fundar, Rómulo trazó con una herramienta de labranza un surco en la tierra, para dividirla de su hermano, señalándole que no debía cruzar dicha marca, a lo cual Remo hizo caso omiso, por lo que Rómulo le arrojó la herramienta y le hirió mortalmente.
Un abrazo.

Mallén dijo...

Andybel: Mmmm... no lo he leído. Si se de alguien que lo haya hecho, te comento.
Andrés: Se le extrañaba por estos lares... Tienes razón sobre el detallito escabroso. Es que la historia es toda tan interesante, que es difícil saber dónde cortar... ojalá podamos vernos pronto. Besos a usté, mi comadre y mi guaguita preciosa.

Marcus Matos dijo...

Parabéns gostei muito...