... La que escribe.

Mi foto
Santiago, Chile
Soy una mujer que también es amiga, hija, nieta, hermana, prima, sobrina y mil cosas más. Disfruto regalando sonrisas en la calle y quiero pensar que el mundo es mejor con ese simple gesto; por eso, me ando buscando. Si usted me ve por ahí, avíseme!

lunes, junio 29, 2009

LOS HECHOS

Tanto que te amé, y tanto que aun te quiero.
Tan seca estoy que no entiendo de dónde sale el llanto.

Por primera vez te veo a tí en vez de a mi quimera,
y al fin entiendo.

Perdón, amor: mil perdones por no entender a tiempo
que nunca serás sino tú mismo, y no lo que yo espero.

Los loqueros no estaban locos:
nunca te amé a tí mismo, sino a lo que quise ver a través tuyo...
Y me desgarra el alma esta realidad tan cruda y fría:
No quiero más esperas frustradas,
ni quiero más certeza de derrotas.

Tanta historia, tanta vida, tantas horas!
Tanto tiempo acumulado en los rincones!
Todo lo copas, lo llenas, lo inundas y desbordas...
Me aterra tanta lucidez.

Puto tiempo surrealista, puto y mil veces puto,
maldito al infinito...

Tiempo que te burlas de mis sueños, de mis ganas.
Tiempo, asesino artero de ilusiones y esperanzas.
Tiempo, que desgasta lo que era amor y no historia,
aunque fuese mi mentira...

La mentira más linda, por años mi única verdad.
Me aferré a ella con dientes y muelas,
con desesperación, con agonía.

Me morí una vez al perderla, y sin embargo volvió a mí como las mareas...
Y perdoné sin perdonar, y olvidé recordando a diario
para seguir en mi falacia con porfía patológica.

Cómo no amar nuestra historia, amor...
Y cómo no morir yo misma con este fin,
que me aniquila los sueños porfiados y obtusos.

Hoy, que no hay nada más que nosotros,
te contemplo y ya no eres, y yo no soy.

3 comentarios:

PEKOSA dijo...

Hola Mallén.. sabes? hace unos días atrás por FBK vi que estabas triste de hecho traté de darte ánimo... no se que conexion se hizo en mi mente que entré a este sitio para ver si lo habías actualizado ahora que estás triste... y pucha por una parte me alegré de volver a leerte, pero por otra parte obviamente no me alegra que estés triste... por lo que dejas entrever en tus letras estás entrando en un proceso... de descubrir cosas que talvez te duelan... y solo me gustaría decirte que con lo poco que te conozco he encontrado en ti a una gran mujer y estoy segura de que de esto saldrás airosa y mas grande aún... cariños!!!

Lludria dijo...

Si es que... esperamos... tanto... Pero se pulen algunas cosas, lo básico no cambia. Lo que hay es lo que hay. Se me cayó la venda una vez. Ahora sé un poquito más de la vida y tengo suerte. Estoy con un Él que se conoce bien, no hay quimera posible. Así soy, me dijo, puedes esperar esto y esto y esto... puedo intentar pulir esto y esto... y sé que ésto, no sucederá nunca -bailar, por ejemplo-. Y así es. Un abrazo de sábado, Mallén.

El Duende dijo...

Mallén, Mallén, Mallén.
Hay un duende maldito que es el culpable de que las casualidades existan. Y justo hoy, que conversé con vos por el messenger, déspues de un largo tiempo sin hacerlo, y vi en tu nick que estabas promocionando tu blog nuevamente, he aquí que lo visito con la alegría de saber que has vuelto, así tu me hayas dicho que fue entrada por salida, y que ya lo has abandonado de nuevo. Y ve como son las cosas, o las casualidades, que un dolor parecido al tuyo, me ha tocado hoy a mi. Vos no sabes como respiro, y no respiro, y contengo el aliento, y la bocanada de aire, para tratar de no soltar la solución acuosa que me pende del lagrimal. Vos... malditas casualidades Mallén, gracias por esta terapia, gracias por tu tristeza, y que se nos acabe de una vez por todas.
Si, el tiempo, el puto tiempo ese, es tambien un maldito, un maldito duende, un duende burlón.
Se te quiere amiga chilena, un fuerte abrazo.